Biblioteca Digital del Gobierno de Chile

Un Gobierno abierto a la Ciudadanía

MANUAL DE PLANTACIÓN DE ÁRBOLES EN ÁREAS URBANAS

Ministerio:
Ministerio de Agricultura
URI:
http://biblioteca.digital.gob.cl/handle/123456789/3377
Date:
2014
Autor Institucional:
Corporación Nacional Forestal, Ministerio de Agricultura
Tipo de Estudio:
Mediciones
Abstract
El establecimiento exitoso de nuevos árboles en ambientes urbanos se está convirtiendo cada vez más en un difícil desafío debido a la creciente presión de construir más viviendas en menos espacio (Barrell, 2006), aun cuando los árboles plantados, ya sea en calles, plazas o parques proporcionan importantes beneficios a la población. En el pasado los árboles en zonas urbanas eran considerados principalmente por el beneficio estético u ornamental. Hoy en día los árboles se consideran como elementos que presentan múltiples beneficios, tales como, la absorción de contaminantes, reducción del ruido del tráfico, barreras cortaviento, refugio de fauna, reducción de la radiación solar a través de la sombra y la evapotranspiración, entre otros El gran desafío de toda ciudad es lograr la adecuada convivencia entre el desarrollo urbano y la naturaleza. Ello implica planificar el crecimiento de las urbes de tal modo que las especies vegetales cuenten con el espacio adecuado para establecerse y lograr un correcto desarrollo. Sin embargo, en muchas ciudades de Chile, el crecimiento ha significado la eliminación de la naturaleza para luego incorporarla artificialmente en los espacios y condiciones generados por el hombre sin considerar sus verdaderas necesidades de luz, agua, sustrato, temperatura y espacio (Fernández y Vargas, 2011). El resultado de lo anterior queda de manifiesto en ciudades como Santiago. La degradación del suelo producto de la compactación y escombros que generan las construcciones dejan los espacios disponibles para las plantas empobrecidas y sin estructura, sin considerar aun las restricciones físicas impuestas por la infraestructura (cables, aceras, alcantarillados, etc.), tanto a su parte aérea como a su sistema radicular (Fernández y Vargas, 2011). Otra dificultad característica del medio ambiente urbano que enfrentan las plantas son las denominadas islas de calor. De acuerdo a Romero y Molina (2008), las islas de calor resultan de la sustitución de usos y coberturas de suelos naturales por superficies urbanas, capaces de absorber, almacenar y emitir mayor calor que las áreas rurales que circundan a las ciudades. Un estudio presentado a la American Geophysical Union (AGU) documenta que la concentración de concreto, grandes edificios de vidrio y otras actividades humanas elevan artificialmente la temperatura de grandes ciudades como Atlanta y Houston en un promedio de 10° C en días de verano (Taylor, 2004). El daño causado por las altas temperaturas está comúnmente asociado con el estrés hídrico, por lo que el manejo del agua pasa a ser una actividad crítica. En la medida en que las plantas puedan transpirar libremente también podrán hacer frente a las altas temperaturas. De acuerdo a Rawson y Macpherson (2001), si el agua es el factor limitante, las hojas pueden comenzar a verse afectadas a temperaturas elevadas, ya que las plantas estresadas intentan conservar agua cerrando sus estomas y reduciendo así el enfriamiento producido por la transpiración. Las plantas en suelos muy calientes y secos pueden alcanzar fácilmente temperaturas críticas (Rawson y Macpherson, 2001). Asimismo, las malas prácticas de plantación pueden dar lugar a la muerte de las plantas, debilitamiento, paralización o decaimiento de su desarrollo. La plantación, aun cuando se realice correctamente, causa un serio desajuste fisiológico por el cambio de medio (de un vivero con cuidados intensivos a un establecimiento en terrenos con diferentes condiciones). Las pérdidas de masa radicular, el desecamiento e insolación de las raíces, la inadecuada posición en la colocación, las heridas mecánicas, contacto imperfecto raícessuelo, falta de riego, descalce, etc., son algunas de las múltiples y eventualmente concurrentes causas que afectan el desarrollo de las plantas durante los primeros dos años, donde por regla general, las plantas culminan su arraigue. Semejante desajuste significa un enorme desequilibrio fisiológico de la raíz con la parte aérea que la planta debe reestablecer (Lell, 2006). Es así como, en el marco del Programa de Arborización y motivados por el deseo que las plantas entregadas se establezcan y sobrevivan en el largo plazo, el Departamento de Arborización de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) ha elaborado el “Manual de Plantación de Árboles en Áreas Urbanas”. El presente documento es producto de la revisión bibliográfica de material técnico desarrollado por profesionales, investigadores e instituciones, ya sean nacionales o internacionales, encargados del arbolado urbano, y está enfocado principalmente a técnicos y profesionales involucrados en arborizar ciudades y centros poblados de todo el país, que requieren conocer una metodología de plantación de árboles en áreas urbanas, los principales factores que determinan el éxito de una plantación en áreas urbanas, asi como también los principales cuidados necesarios post plantación de árboles en áreas urbanas.
Collections
Show full item record  URI Handle